Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Lesiones de la danza

Cuando una persona se dedica a la danza, no sólo dedica su vida a esta disciplina, sino también al constante mantenimiento y cuidado de su cuerpo, ya que es el instrumento que necesita para desempeñar su actividad.

Un alto porcentaje de bailarinas, especialmente en la danza clásica, sufren lesiones o dolor en algún momento de su carrera profesional. Existe una alta prevalencia de lesiones sobre todo en el miembro inferior. Las lesiones musculares crónicas, los esguinces de tobillo y las lesiones del pie, son las más frecuentes. La técnica de la danza influye en la aparición de estas lesiones (sobre todo el exceso de “en dehors”).

La postura de crecimiento axial, presente en todos los bailarines, provoca una disminución de las curvas cervical y dorsal, así como una hiperlordosis lumbar y una tendencia al bloqueo inspiratorio. Estas características posturales pueden acaban produciendo dolor y lesiones musculoesqueléticas crónicas.

La Fisioterapia global personalizada basada en un diagnóstico de las disfunciones posturales y del movimiento pretende devolver un movimiento más fluido buscando un equilibrio con la necesaria estabilidad articular y el control postural.