Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Lesiones de hombro y brazo

Las tendinopatías del manguito rotador son lesiones frecuentes. La combinación de terapia manual y ejercicio terapéutico es lo más eficaz para solucionar estas lesiones. Los desequilibrios posturales y las alteraciones del movimiento son un importante factor de riesgo para las lesiones de hombro y brazo.

Para ofrecer un tratamiento eficaz y duradero es necesario realizar un diagnóstico diferencial preciso a partir del estudio clínico, y del análisis Biomecánico en 3D.

  • Tendinopatía del infraespinoso/supraespinoso o tendinitis de hombro: inflamación del tendón perteneciente al músculo que lleva el mismo nombre. La causa principal suele ser el sobreesfuerzo o un traumatismo. El síntoma más común es un dolor agudo acompañado de pérdida de movilidad. 
  • Hombro del nadador: Afecta a un gran número de nadadores, sobre todo profesionales. Se puede producir por varios motivos: Alteración postural, mala técnica en el nado, sobreesfuerzo, movimientos repetitivos… 
  • Rotura del manguito rotador: Se produce cuando uno o más tendones que compone el manguito rotador se rompe total o parcialmente. El manguito rotador es una de las zonas del hombro con más riesgo de sufrir lesiones, ya que sus tendones unidos al músculo permiten mantener al húmero dentro de la cavidad glenoidea. 
  • Epicondilitis: frecuente lesión del codo ligada a la práctica del tenis, pero habitual en otras muchas profesiones. Además del trabajo local antiinflamatorio es preciso reequilibrar las cadenas musculares del brazo y de la mano, y mejorar el movimiento cervical y mandibular. 
  • Síndrome del Túnel carpiano(STC): El STC puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos, debido a la presión que sufre el nervio Mediano. Esta presión se produce por la inflamación de los tendones flexores de la mano y muñeca. El exceso de tensión de los músculos es la causa principal de este síndrome.