Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Dorsalgia

La mayor parte de los dolores dorsales se relacionan con la postura y con las tensiones musculares. Alteraciones de la columna vertebral como escoliosis, hipercifosis, dorso plano; pueden provocar dolor torácico. Será preciso realizar un diagnóstico diferencial.

Las posturas inadecuadas son un factor desencadenante de estos dolores. Los desequilibrios corporales se explican biomecánicamente por las cadenas musculares. También la respiración y el estrés tendrán mucha influencia en la aparición y en la cronificación del dolor dorsal.

Síntomas

Los síntomas pueden ser muy variados dependiendo del origen, desde un dolor constante y difuso en la región dorsal hasta un dolor agudo localizado a un lado de las vértebras dorsales que puede irradiarse a lo largo de la costilla, incluso pudiendo dificultar la respiración o movimiento del tronco o cuello. En la gran mayoría de ocasiones el dolor transmitido por el nervio se relaciona con un espasmo muscular por la alteración mecánica de las articulaciones interapofisarias o costo-vertebrales.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa principalmente en la anamnesis y la exploración. La historia clínica para conocer (antecedentes, estado psicológico, qué le duele, por dónde se distribuye el dolor, existe alguna postura que mejore o empeore la sintomatología, etc.), seguida de una exploración clínica con palpación de la columna y su musculatura, exploración de la movilidad articular... Las pruebas radiológicas deben descartar patologías mayores y complementar el diagnóstico.

Desde el concepto Mézières de fisioterapia global asociamos a este examen clínico un análisis global de la postura y el movimiento, así como del estado de tensión de las cadenas musculares.

Tratamiento

La reeducación postural Mézièrespermite mejorar el movimiento de la columna vertebral. El paciente debe recuperar las sensaciones positivas de su postura, respiración libre y movilidad, que el dolor bloquea y perturba. Las técnicas de masaje terapéutico basadas en el diagnóstico preciso alivian los dolores musculares y de las fascias de la espalda. Los estiramientos de las cadenas musculares tensas liberan las restricciones del movimiento. El entrenamiento postural activo permitirá mantener los resultados a largo plazo. El éxito radica en buscar la causa primaria de la lesión y en conseguir mejora la conciencia corporal.