Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Bruxismo

El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes sin un propósito funcional. Afecta entre un 10 % y un 20 % de la población; y puede provocar dolor de cabeza, mandibular, cervical y en los músculos de toda la región.

Diversos factores pueden causar bruxismo: la ansiedad y el estrés, ciertas maloclusionesdentales​, mecanismos nerviosos centrales y problemas musculares del sistema mandibular. Los factores psicológicos también pueden desempeñar un papel en el sentido de que las tensiones exacerban el bruxismo.

Además del bruxismo, los síntomas que nos alertan de un problema mandibular son múltiples y variados. Si se presentan durante pocos días, podemos considerarlos normales. El problema será mayor si varios de estos síntomas continúan durante semanas o incluso meses. Entonces será aconsejable que visitemos a un profesional que pueda hacer el diagnóstico correcto y aconsejar los tratamientos adecuados.

  • Bruxismo
  • Postura de cabeza adelantada o encogida
  • Dolor en músculos del cuello
  • Rigidez muscular por las mañanas
  • Dolor en base del cráneo y frente
  • Dolor en ceja y/o sien
  • Dolor en mandíbula
  • Dolor en dientes y encías
  • Desgaste de los dientes
  • Dificultad al abrir la boca
  • Sensación de bloqueo mandibular
  • Dolor y/o ruidos en el oído
  • Mareos o sensación de vértigo
  • Dolor o molestias en la garganta

Las técnicas manuales de fisioterapia, los estiramientos musculares, el reequilibrio de las articulaciones mandibulares y los ejercicios personalizados activos, permitirán mejorar la mayoría de efectos negativos del bruxismo.